Publicado: 22 de Febrero de 2017


Los túneles de lavado automáticos son rápidos y económicos, pero tienden a arañar la carrocería. Si tu vehículo acumula mucho polvo o tierra, nunca lo metas directamente en un túnel de lavado porque podría dañar seriamente el exterior.

Los acabados que ofrecen los túneles de lavado no son del todo satisfactorios, porque se trata de máquinas automáticas que no pueden cuidar los detalles.

Un túnel de lavado consume de 120 a 180 litros de agua, lo cual lo convierte en un sistema poco eficiente para lavar un vehículo. Además genera ruido y vertidos.

Los auto-lavados y los sistemas de lavado con mangueras tampoco son buenas opciones, porque gastan de 70 a 250 litros de agua y también contaminan y dañan los acabados de nuestro vehículo.

Así mismo, el acabado final que puede obtener en un auto-lavado o lavado con mangueras nunca será comparable al que le garantiza un limpiador profesional.

Nuestro sistema consume entre 4 y 10 litros de agua, no contamina y asegura la máxima calidad en los acabados y los detalles.

Además de limpiar el vehículo, ofrecemos servicios como la higienización y desodorización del habitáculo, el tratamiento de la tapicería, etc.


Si quieres disfrutar de una limpieza eficiente, con acabados de calidad y respetuosa con el medio ambiente, te proponemos acudir a nuestro centro de lavado ecológico ARB ECOLIMPIEZA